Con el culo al aire

Sinopsis e imágenes del 3×02 de ‘Con el culo al aire’: Ni con enchufe hay trabajo


Ángel ha perdido su móvil de empresa. La sorpresa llega cuando Ángel es despedido por generar una factura de 600 euros. Entonces descubre que todos los del camping han estado utilizando su teléfono. Los campistas se sienten culpables y se ofrecen para encontrarle un nuevo trabajo, aunque sólo Begoña es capaz de concertarle una entrevista.

Pero los marqueses son más rápidos y José Luis se presenta como candidato. Se entera de que buscan alguien con perfil familiar. Lo único que necesita para hacerse con el trabajo es aparentar que tiene hijos. Para ello, cogerá “prestadas” a las niñas de Sandra. Los vecinos se conjuran para boicotear al marqués y que el trabajo se lo lleve Ángel.

Dani está harto de su madre y de tener que trabajar en el súper, porque Chema la ha echado, así que llama a su tía Chus para que les ayude. Empieza el infierno para Lola: su hermana no para de organizarle la vida y prohibirle que beba. Lola, harta, le dice a su hermana que sabe que todo se lo está haciendo por venganza: por haberse acostado con su marido.

Chus, alucinada, dice que no sabía nada, sin embargo, ahora sí que va empezar la venganza. Chus echa a su hermana de casa y empiezan a salir los trapos sucios de cada una. Los campistas se agobian, saben que la llegada de Chus al camping les va a traer graves problemas.

Sandra está harta de cuidar de su padre y que éste no colabore en las labores de la casa, así que va a enviarlo a vivir una temporada con sus hermanos. Paulino se resiste, sus nueras le odian, y pide una segunda oportunidad. Pero no se hará con las niñas y acaba dejándolas al cuidado de Sonsoles. El problema llega cuando las niñas desaparecen: los marqueses se las han llevado a la entrevista de trabajo.

Dulce y Javi se preparan para el examen de selectividad, pero no pueden concentrarse en casa porque hay mucho ruido. Tino se ofrece a llevarles a la biblioteca, pero allí ya no hay sitio. Sin embargo, Tino se camela a la bibliotecaria, que les hace un hueco. Dulce aprovecha la oportunidad para chantajear al churrero: tendrá que seguir camelándose a la bibliotecaria, si no quiere que le diga a su madre que tiene una aventura.

Tino se ve obligado a acceder, pero Alicia se entera de la supuesta infidelidad y se monta el pollo. Finalmente, Alicia descubre que todo ha sido un montaje de su hija Dulce. Sin embargo, si quieren que sus hijos aprueben los exámenes tendrán que encontrar una solución para que puedan estudiar en casa.

Haz clic aquí para ver más fotos