Con el culo al aire

Neox emitirá los sábados la segunda temporada de “Con el culo al aire”


El canal temático de Atresmedia, emitirá desde este sábado 20 de Abril, a partir de las 22:30 horas, la segunda temporada de “Con el culo al aire“.

Así empieza la segunda temporada

Charo (Ana Wagener), la profesora de los hijos del churrero y Alicia, aparece en el camping para averiguar el porqué de la prolongada ausencia de estos en el colegio. Si descubre que realmente viven allí, puede retirarles la custodia, además de perder la plaza en el colegio. Ángel va a pedir a Sandra que vivan juntos, pero justo entonces irrumpe entre ambos Paulino (Janfri Topera), el padre de la doctora.

José Luis y Sonsoles siguen empeñados en tener un hijo, pero el dinero no les llega. De este modo, a Sonsoles no le queda más remedio que aceptar la oferta de Chema y empezar a trabajar en el súper del camping. Por su parte, José Luis, dispuesto a todo por tener descendencia, recurre a la furgoneta churrera de Tino, que ahora es de su propiedad. Candela (Hiba Abouk), cansada de ser la única sensata y trabajadora de la familia, decide cambiar de actitud y comenzar a pasarlo bien y tocarse las narices.

 Nuevas lineas argumentales

Justamente cuando Ángel por fin se decide a pedirle a Sandra que vivan juntos, mete la pata con un señor que va al camping… el padre de Sandra. Paulino, que así se llama, llega con su mujer, en principio para cuidar de sus nietas y ayudar a una pluriempleada Sandra (Chema la va a tener de socorrista, además de doctora). Pero la madre tiene otros planes. Abandonar a su padre en el camping y que lo cuide Sandra, que ya ella lo ha sufrido durante años. Quien también lo sufrirá es Ángel, que no es precisamente el yerno soñado por Paulino.

Esta es la temporada de la “Legalización de Tino”. La temporada arranca con Tino sin churrería y con la noticia de que, debido a su manera de vivir, le van a quitar a sus hijos. ¿Pasará Tino por el aro? La respuesta es… no. No puede dejar de ser churrero e incluso llegará a pactar con el hombre que tiene su “churroneta” para trabajar juntos. Y no se trata de otro si no del ‘marqués’. Un dúo comercial explosivo y cómicamente inviable.

Esta temporada se cierra la búsqueda de un nuevo Ercilurrutigastañazagogeascoa. Los marqueses estarán dispuestos a todo por quedarse en cinta. Recurrirán a la fecundación in vitro, pero los resultados serán desconsoladamente negativos. La solución de José Luis, desesperada y momentánea en un primer momento, será comprarle un perrito a Sonsoles: Coco. El animal se convertirá rápidamente en uno más la familia, quizá, el más privilegiado.

Continúa y se potencia la relación de amor y odio por excelencia. Jorge, pronto, se ve superado por haberse enamorado de una macarra. Macarra a la que se plantea llamar “novia” y formalizar su relación. Eli, como siempre, disfrutará haciéndole sufrir. Pero ella empezará a sentir emociones que no le gustarán, por ejemplo, se le desatará el instinto maternal. Intentará, por todos los medios, deshacerse de él… si es que se puede.

Dos de los nuevos. Charo, profesora y militante activa en todo tipo de causas sociales, aterriza en el camping mintiendo: dice ser la profesora de los hijos del churrero y haber venido para evaluar si su entorno es el adecuado -en realidad ha sido despedida tras los últimos recortes, y ve en el camping, como todos, un lugar barato y de emergencia donde aguantar la que está cayendo-. Cuando su estrategia sea descubierta, tendrá que hacer lo que sea para poder permanecer allí, único alojamiento que puede permitirse. Roberto (Javier Antón), su hijo, engañado como todos al principio por su madre, solo tiene ojos para sus apuntes de opositor. Sin embargo, los habitantes del camping (Candela y Dulce, principalmente) son demasiada distracción para cualquiera que no sea ciego.