Con el culo al aire

María León: “Durante el rodaje no vemos más que montañas y naturaleza”


Para un roto y para un descosido. María León nos ha demostrado, en tan sólo un par de años, que vale tanto para un papel dramático como para hacernos reír hasta llorar.

Mientras continúa con la promoción de `Carmina o revienta´ está grabando ya la segunda temporada de una de las series televisivas más sonadas de este año `Con el culo al aire´. Y entre ensayo y promociones ha querido parar un ratito para contarle a www.turismomadrid.es qué es lo que más le gusta de Madrid.

La María de “Carmina…” tiene mucho de la niñata que llevo dentro

¿Qué fue lo primero que te vino a la mente cuanto tu hermano te habló del proyecto de `Carmina o revienta´?

Lo primero que se me vino a la mente es que era una locura, pero una locura muy divertida, y una locura que estaba segura que sólo Paco podía contar. Es un documental ficcionado, bueno no sé, no tiene un género muy definido. Es una cosa muy extraña pero confiaba muchísimo en Paco y en su talento, porque todo lo que hace Paco al final se convierte en oro, así que no dudé nunca. Me pareció una locura divertida, pero no lo dudé.

¿Qué es lo que más te asustó de este proyecto?

Trabajar con mi madre. Paco y yo teníamos claro que mi madre siempre ha sido muy buena contadora de historias, lo que no podíamos imaginar es que interpretase. La verdad es que cuando me contó el proyecto yo le dije “¿Tú crees que mamá va a saber actuar?” Y me dijo “No sé, pero a ver como lo hacemos. Vamos a intentarlo.” A mí eso es lo que me parecía más complicado, pero para mi asombro mi madre actúa mejor que Paco y que yo. ¡Fue una sorpresa!

¿Qué tiene de personal el personaje que interpretas en la película?

Tiene mucho porque esa María tiene mucho de la niñata que llevo dentro. La niñata que hubiese estado en mí si yo no hubiese sido María León. Si de repente María hubiese decidido llevar otro camino. Yo le puse mucho de la niñatez mía y de las raíces mías y de mis colores pero claro, tiene poco que ver porque yo no tengo hijos ni ando en moto todo el día. Pero es la que hubiese sido si no hubiese decidido estudiar o ser actriz o dedicarme a estas cosas. Quizás hubiese sido esa niñata.

`Mis padres son dos personajes de coco y huevo´

Ahora estas en el rodaje de “Con el culo al aire”. ¿Cómo va a ser esta segunda temporada?

Pues va a ser muy divertida. A Sandra, esta temporada le van a pasar muchas cosas. Si ella creía que tenía problemas y que no se había acostumbrado al camping, pues ahora le va a costar más porque llega su padre y su madre… y tengo que adelantar que mi padre y mi madre son dos personajes `de coco y huevo´. Vienen a dar guerra, así que van a pasar muchas cosas y se van a mover los personajes más de la cuenta.

Has hecho papeles con registros muy diferentes ¿En qué género te sientes más a gusto?

En cualquier género. Me divierto mucho con cualquier género. Es extraño decir que en `La voz dormida´ me divertí mucho porque claro, la pobre Pepi se pega toda la película llorando y con un sufrimiento bastante grande, pero María León se lo pasó muy bien con ella. El drama y la comedia son dos cosas diferentes que no tienen nada que ver, una es más de ritmo y la otra del proceso interior de cada uno, pero con ambos me lo paso muy bien.

Es cierto que la comedia es mucho más complicada para mí por mi forma de ser, pero al igual que es mucho más complicado, también es mucho más divertida. Te pasas todo el tiempo jugando como una niña pequeña, así que… ¡me quedo con los dos!

¿Y tienes algún proyecto a la vista?

Ahora mismo estoy en pleno rodaje de `Con el culo al aire´ y nada más, pero para el año que viene hay algún proyecto de cine. Lo que pasa es que, como me han pasado tantas cosas este año, prefiero disfrutar la serie, de Sandra, de mis padres que llegan a la serie y de “Carmina o revienta” que va a San Sebastián y que todavía estamos de promociones y parece que está gustando mucho. Lo demás ya, cuando venga, bienvenido será.

De Goya a la Actriz Revelación a hija de una actriz revelación que tiene pinta de que va a arrasar en cuestión también de galardones. ¿Cómo te sientes interpretando junto a tu madre?

Pues bastante sorprendida porque mi madre no es otra cosas que madre y a ella lo que le gusta es hacer de comer y limpiarme a mí la concha. ¡Está todo el día viendo si la concha esta negra o no, porque ya se sabe como es la plata! Y ahora ver que la gente, cuando va por la calle le abraza, le da besos y le dice “Carmina eres la mejor, te admiramos, te queremos”… Es muy extraño para nosotros. Yo sé que mi madre es maravillosa, pero que la gente que no conoces de nada lo reconozca es muy extraño ¡pero estamos muy contentos y muy orgullosos de ella!

`Madrid es como un parque temático para los actores´

Tú eres andaluza afincada en Madrid ¿Cómo se lleva eso?

Hay un refrán que dice “De Madrid al cielo”. Madrid es una ciudad que te acoge o no te acoge, a mí, desde el minuto uno me acogió. Yo soy andaluza y me gusta mucho Andalucía. Me gusta mi Sevilla y me gusta Cádiz, pero yo siempre digo que a mí, Andalucía me gusta para ir de vacaciones. Para disfrutar. Pero Madrid me gusta mucho y en invierno en Madrid soy muy feliz porque hay de todo.

Es como un gran parque temático para mí. Yo creo que a los actores nos conviene esta ciudad porque hay más trabajo, pero también hay mucho cine, mucho teatro, muchas cosas que ver y eso para nosotros los actores es como un parque temático. Aquí tienes toda la información que te hace falta.

Estas encantada…

Yo en Madrid no me aburro porque hay mil sitios para ir y donde puedes al cine, al teatro, musicales, a ver `The Hole´. Tiene muchos colores y muchas cosas que te entretienen. Además, en Madrid se come muy bien, en Madrid hay el mejor flamenco… Se suele decir que en Madrid está el mejor “pescao”. Nosotros que somos de Andalucía, nos gusta mucho el pescado frito. El mejor pescado llega a Madrid… ¡Yo estoy muy contenta de vivir aquí!

¿Y con qué barrio te sientes más identificada?

En La Latina. Es un barrio muy de actores, es un barrio donde viven muchos actores, esta céntrico. Tienes cerca Las Vistillas que te da muchísima alegría y el poder ver ese Palacio Real que es tan bonito… Pero Madrid también es muy canalla. Sobre todo la zona de Cascorro, de La Latina…

Hace poco han sido las fiestas de La Paloma y la verdad es que es precioso ver a la gente por las calles vestida de chulapa, todos los bares pequeños abiertos a las calles y los vecinos entregados… A mí, este barrio me parece que es con lo que más me identifico.

Recomiéndanos un sitio para ir a comer

El pimiento verde. Hay uno en la Calle Quintana y otro en Lagasca y otro en Príncipe de Vergara. ¡Allí están las mejores alcachofas que he comido en mi vida! Es comida vasca y es un sitio nunca decepciona.

Otro que recomiendo es Casa Perico. Esta justo detrás de la Calle Luna. Es un sitio de toda la vida, de comida casera y es para sibaritas, para gente a la que le guste comer bien. ¡Es un sitio súper especial! ¡Se lo aconsejo a todo el mundo!

`Durante el rodaje no vemos más que montañas y naturaleza´

¿Y para ir de compras y ponerte guapa?

María León: Pues el Barrio Salamanca ¡cómo no! Por allí hay que darse una vueltecita, que hay unas tiendas que son gloria bendita. Eso buscando calidad y precio, que si no, pues Gran Vía es muy divertida. En Gran Vía te puedes volver loca porque tienes todas las tiendas grandes y te lo puedes pasar pipa viendo gente guapa, escuchando música, viendo escaparates ¡y con zapatos y ropa que se caigan por las calles!

¿Y de la región?

La Sierra de Madrid. Los paseos son maravillosos… ¡Y en la Casa de Campo hay unos sitios fabulosos también para ir a comer. La verdad es que parece que no estás en Madrid! Creo que la Casa de Campo es un sitio que se nos olvida y que es precioso.

¡Ah! ¡Y La Cabrera! Está muy cerquita de Madrid y es donde estamos rodando la serie. En plena naturaleza. En el Pico de la Miel. No vemos más que naturaleza y montañas.

Un plató de lujo, sin duda. Cuéntanos un sueño que tengas pendiente cumplir.

Pues siempre digo lo mismo. Es tener una avanzada edad y seguir trabajando y actuando. Tener ochenta años, saber que me queda poca vida pero que sigo en un escenario montada.

Fuente

Comenta y reacciona más abajo, ¡queremos saber qué te ha parecido!