Con el culo al aire

Diario de un camping 2×02: Camping playboy


El pasado miércoles tuvimos el segundo capítulo de la nueva temporada “Con el culo al aire” y, como es costumbre en nuestra web, hoy os traemos la crónica de dicho capítulo que viene a cargo de Andrea (del blog Epic Us) que nos ofrece su particular visión de lo que acontece en nuestro querido camping.

Una semana más, hemos tenido un nuevo episodio de Con el culo al aire, que ha sido tan divertido como siempre y, además, hemos podido conocer al personaje nuevo que faltaba: Roberto. La verdad es que me ha sorprendido muy gratamente, porque me lo esperaba muy soso, pero creo que dará que hablar y estoy deseando ver cómo se desenvuelven madre e hijo en el camping. Pero, de momento, vamos con la crónica y, como siempre, por tramas.

Como acostumbro, comienzo con Dino y cía que, de nuevo, han tenido trama con La profa, ya que continúa del episodio anterior. Para choteo general del camping, los Picachurreros quieren aparentar ser una familia modelo para impresionar a La profa, así que se nos han vestido de repollo. El problema es que, precisamente, el causante de todo, es decir, Javi aparece en medio de la reunión con unos tapacubos que ha birlado… y que son de La profa, sep. Este muchacho tiene un don, ni el de Alba, ni el de nadie, el de Javi, que tiene el superpoder de la puntería.

Total, que ayudan a La profa e hijo a mudarse al bungalow de Bobby (te sigo echando de menos, Bobby) donde encuentran a Lola. Una vez se deshacen de ella y se quedan a solas en su nuevo hogar, ambos respiran de nuevo… aunque tienen miedo de que los del camping se enteren de la verdad y los corran a boinazos (Paulino daría su aprobación a esto último), algo que, para qué mentir, va a suceder con toda posibilidad, xD.

A todo esto, Dulce está en su particular tira y afloja con Javi cuando ven a La profa siendo una plasta con su hijo, que parece un pringado… hasta que se nos descamisa. ¡Hostia puta! ¿Pero este hombre dónde guarda ese torso? ¿Dónde? Dulce debe de pensar lo mismo porque tarda cero coma en ir a ligar con él, aunque El opositor cachas pasa tres pueblos… Y como Javi es tan avispado, porque este es otro sabueso, se piensa que tiene un rival y acaba celoso perdido, xD.

Míralo, si es como un Ken humano.

Y no me miréis así, que todos sabíamos que iba a poner esa captura, xD.

La cara de Dulce también fue mi cara durante la escena, xD.

Más tarde, La profa se pasa por el bungalow de los churreros y se pone a impartir una clase magistral de maternidad, lo que le toca las narices a PeluVilma. Es que, encima, La profa le dice claramente que es una mala madre y, claro, PeluVilma saca las garras y le dice que su hijo, El opositor cachas, es un amargado y un enmadrado porque a ella la dejaron y se volcó en su hijo. La profa tiene un aguante espectacular porque en vez de acusar el golpe o devolverlo, sigue a lo suyo y es que tiene un plan para mejorar la familia. Esta mujer no aprecia demasiado su vida, está claro, que por si no tenía bastante con mentirles, ahora les toca las narices.

Javi, no muy contento con sus cuadernos Santillana, va a hacerle una visitilla al Opositor cachas para dejarle claras unas cositas: no va a ir a la fiesta, no va a mirar a su hermana y no va a correr sin camiseta. Oye, Javi, vale que estés celoso, pero me parece fatal que intentes privar al camping del torso del Opositor. Éste, por cierto, se va un momento al baño y Javi aprovecha para echar droga en su botella de agua. Pero, justo cuando El opositor cachas regresa, aparece Dani sin camiseta (igualitos) y en un ataque de chulería, se nos bebe el agua drogada, xDDD. Como el muchacho les dice que él sólo quiere opositar, que si quiere se lo firma (algo en lo que Javi no cree), se van y Javi le dice a Dani que, si por casualidad, de repente se siente muy feliz pues… que será porque está muy feliz, xDD.

Con Dani sin camiseta tiembla hasta Mario Casas, ¿eh?

Por cierto, fan de las caras de Javi cuando Dani se bebe el agua de Roberto, xDD.

Después, está haciendo los deberes con Dulce y la “ayuda” de Dino, cuando llega primero La profa y, después, el resto de la familia con un montón de cosas que se han encontrado por ahí. Exactamente, las cosas de La profa que, en serio, me fascina su auto-control. Menuda cara de póquer, mientras todos estos le curiosean las cosas, pensando en venderlas, quemarlas y romperlas. ¿Cómo lo logra?

De vuelta a su bungalow, le cuenta lo sucedido a su hijo y le dice que salgan corriendo porque los van a matar. La profa dice que deberían pedir dinero a su ex, pero El opositor cachas se niega, así que se le ocurre un plan alternativo: recuperar el álbum para que no les relacionen con los muebles.

Por eso, justo cuando los Picachurreros están todo enfurruñados porque están estudiando y no en la fiesta, La profa se los lleva a divertirse. En cuanto el bungalow se queda vacío, El opositor cachas se cuela, encuentra el álbum y se lo esconde debajo de la camiseta. Pero, oh, en ese momento aparece Dulce recién salida de la ducha y se pone a seducirlo… justo cuando llega Javi, que iba a espiarla en la ducha, y el chico se china un poco. De hecho, le propina un puñetazo al Opositor cachas y se hace daño… por lo que Dulce se da cuenta de que tiene el álbum. Y la súper deducción de Javi al verlo es que, ojo al dato, ¡de pequeño no estaba cachas! ¡Eso son dotes detectivescas, sabueso! ;P

Así que se enteran de todo y se disponen a echarlos del camping, pero, claro, en cuanto La profa les cuenta su historia pues se ablandan. Si es que son todo buenos. Además, en ese momento El opositor cachas explota y le dice que está harto de que le obligue a pensar de una manera y a hacer cosas que él odia. Al final, cuando La profa les dice que ella sabe tocar el piano y que su hijo cantaba en el coro (Aunque. No. Le. ¡Gustaba!), a Dino se le enciende la bombilla: Chema monta un piano bar para los guiris, salvo ese año, que se va a gastar el presupuesto en un concierto, así que tienen que sabotear el concierto.

La profa no ha tardado mucho en integrarse y ya miente y esas cosas… aunque de momento se siente mal.

 De momento, palabras clave, xD.

Y Alicia y Tino tan orgullosos ellos, xD.

Así, cuando llega el grupo, La profa les dice que trabaja en el súper y que Chema ni le paga a ella, ni les va a pagar a ellos. Y, claro, pues los muchachos se largan. Como no hay concierto, Dani (colocado no, lo siguiente) se pone a… debería poner bailar, pero creo que no era ni eso, pero… Qué grande, qué risas. Candela, por cierto, se da cuenta de que el pobre Dani va hasta las cejas y, cuando le pregunta a Javi si es cosa suya, el mamón le dice que no, que ha sido el nuevo, xDDD.

Eso sí, en ese momento llega La profa piano en mano y El opositor cachas quejándose de que le obligue a hacer eso. Pero, bueno, acaban cantando Una chica ye-yé, que es una canción que siempre, siempre funciona en estas cosas y, claro, lo petan. Por eso, Chema decide aceptar la propuesta de Dino, de que se queden en el bungalow a cambio de cantar, y encima el tío listo le pide que cante sin camiseta, xDD.

Y por si El opositor cachas no tenía suficiente, cuando está durmiendo, Candela le despierta para vengarse por haber drogado a Dani. Resulta que Candela le ha atado a la cama, le ha rodeado de queso para que se lo coman los ratones… al queso, que no son ratones mutantes-come-Opositores-cachas. Joder, qué brota, ¡Hulka ha vuelto! Eso sí, quizás soy una shipper obsesivo-compulsiva y veo cosas que no hay, pero yo creo que entre Roberto y Candela podría haber tema, jujuju.

Candela siendo muy maligna y disfrutando con ello.

 Eso sí, soy muy fan del plan de genio malvado, es muy genial, xDD.

Por otra parte, Los marqueses han protagonizado su propia trama pues, como vimos al final del episodio anterior, para pagar la fecundación in vitro, Pepelu está vendiendo churros… pero no se le da demasiado bien: los quema, fríe el móvil cuando está hablando con Sonso y mintiendo cual bellaco, se hace una quemadura en el cuello… Por cierto, muy fan de la escena, lo que me he podido reír con el pobre hombre vendiendo churros y mintiendo.

De vuelva al camping, Pepelu se está duchando en las duchas comunitarias y Lola le contempla, tan feliz, sin ocultarse ni nada. Así, ve la quemadura del cuello y se piensa que es otra cosa. Pepelu, para quitársela de encima, le da cinco euracos que, oye, siendo este hombre es casi una fortuna. Sin embargo, no sirve para nada ya que, en cuanto Sonso se queda sola tras recibir a Pepelu con un pañuelo en el cuello a lo aristócrata, tarda cero coma en insinuarle que Pepelu le es infiel.

Sonso no se lo cree. No es que no le siga la corriente para fastidiarla, no, es que no le cree. Jo, eso es bonito :3 Lola, por su parte, es muy directa y le dice que va a marujear el tema en la peluquería, la sigue. En la peluquería hay sesión de trolleo continuo, pero Sonso no se inmuta. En esas, Pepelu se marcha para tener una conversación telefónica, pues está buscando ayuda en la churrería, y es espiado por Lola y Candela que, en un primer momento, dicen que es una llamada de teléfono, pero Sonso… bueno, es Sonso, ya sabéis, se pone en plan superior y, por eso, le dicen que Pepelu es puto. Dios, estas también son unas sabuesas, ¿eh? xDD.

En su bungalow, Sonso está que se sube por las paredes y se enfrenta a Pepelu en cuanto lo ve, quitándole el pañuelo y diciéndole que sabe que es un puto. Pepelu flipa y le acaba contando lo de los churros… que para Sonso es mucho peor que la prostitución. Me encantan las prioridades de Sonso, es como Hermione que las tiene que re-ordenar. Pepelu le cuenta que tiene que ir al bar porque ha quedado ahí con su futura ayudante, pero, claro, como los vecinos están ojo avizor, no quiere ir, pero Sonso le dice que vaya y que finja ser gigoló.

José Luis (cantando): I’m just a gigolo and everywhere I go, people know the part I’m playing.

Así que Pepelu se reúne con la chica en plan gigoló, mientras Chema, Lola y Candela comentan la jugada y tienen cada una… Dios… Eso sí, nada, pero NADA, supera a Dani súper colocado (¿recordáis que se había tomado el agua drogada del Opositor cachas?) detrás de los tres y liberando a las pobres servilletas del asesino de Chema, xDD.

MUERO con Dani colocado, es que es superior a mis fuerzas, jajaja.

¡Pero las servilletas han sido liberadas y Dani ha vivido para contarlo y eso que Chema estaba ahí! ¡Regocijémonos!

Ya en su bungalow, Pepelu le está hablando del contrato, cuando la churrera se piensa lo que no es y casi le viola. Por suerte, en esas llega Sonso y logra salvarle. Además, en lo que yo considero un gesto súper romántico, accede a ayudarle en la churrería. Jo, en serio, que estos dos se quieren mucho y a mí me parecen muy monos ^^

Y para acabar me he dejado a los Cuatro fantásticos, a los que se les ha añadido Paulino. La cuestión es que Eli ha tenido un sueño en el que es madre y, claro, cuando Pocoyó le ha hecho mimos, se ha despertado y la ha tomado con él. Pocoyó se preocupa por ella, pero sólo consigue amenazas al Eli‘s style, por lo que Ángel le pregunta que qué ha hecho y él dice que nada. Lo gracioso es que Pocoyó nunca cree haber hecho nada, pero por primera vez es que es así. Ainss, pobrecito.

Enseguida cambian de tema porque van a comer con los padres de Sandra. Encima, Pocoyó se ha hecho amigo de Paulino y, palabras textuales, le comprende porque él tampoco lo querría de yerno (no vende pisos, con las tías es un poco perro, intentó besarle… xD). Jorge es el adalid de la amistad, eso es así. En esas, aparece Paulino, que cree que quiere besar a Pocoyó de nuevo, xDD. Pobrecito Ángel.

Angelito: ¡Qué no quiero besarle, que se me cayó el mechero!

Que, por cierto, con mi padre no tendría tantos problemas, yo sólo lo digo, ¿eh? xDD.

Cuando van a la comida, Ángel se gana otro minipunto negativo con Paulino porque su barbacoa es eléctrica. Jo, Ángel, si donde estén los troncos con sus llamicas, no hay ná. Además, Pocoyó y Paulino le trollean en equipo, aunque lo que más flipa a Ángel es que Rosa Ruano esté pensando en abandonarlo y esté tan pita. Ángel le cuenta a su amigo todo y Jorge cree que deberían contarle la verdad, al menos a Sandra. Es que, encima, irónicamente, en ese momento Paulino le está diciendo a su hija que abandone a Ángel y que le haga caso a él, que sabe de lo que habla porque está felizmente casado.

Los chicos van a contarle a Sandra la verdad, pero ésta es secuestrada por Eli que tiene una urgencia: le cuenta, en el bar, que quiere tener un hijo y que le cure. Chema, sin visillo y sin nada, se pone a cotillear y, para echar balones fuera, Eli le dice que es Sandra la que quiere tener un churumbel.

Por su parte, el matrimonio va a hablar con Rosa Ruano y en el caso de Pocoyó a mirarla fatal porque, claro, él es fan de Paulino y no le entra en la cabeza que le haga eso. Total, que ambos la encierran en el baño y son tan machotes que tienen que sujetar ambos la puerta para que no se escape, xD. En esas llega Sandra que se entera de todo y libera a su madre. Ésta le cuenta que Paulino va del bar al campo, del campo al bar y que se aburre, que le ha dado cuarenta años de oportunidades y ya pasa de seguir así.

La guardia paulina en acción.

Luego, Eli está ayudando a Pocoyó con un catering y la pobre está un poco… bipolar: de repente quiere zurrarle a Jorge, como que se lo zumba en la mesa, como que ve que Guti va a ser padre y sale corriendo. En serio, Eli está que se sale hoy. Yo me meo, jajajaja. Bueno, por cierto, Eli le cuenta a Pocoyó su sueño y ambos deciden que tener juntos un hijo ni de coña, vamos, ya ni se van a enrollar ni nada. Y yo me declaro fan de Raúl Arévalo haciendo contorsionismo en la mesa, aunque, jo, ya podían haberlo sacado en condiciones.

Mientras tanto, la otra pareja ve como Rosa Ruano le cuenta lo sucedido a Paulino, que está tan contento para sorpresa de Sandra. Lo que pasa es que Rosa Ruano es un poco mentirosilla y le ha contado que se va a cuidar a su hermana, así que el hombre cree que tiene cuatro días libres como quien dice. Sandra va detrás de su madre, aunque ésta no atiende mucho a razones porque ahora sólo piensa en lo que más le importa: ella. Así que, nada, pasando tres pueblos de su hija, la buena mujer se nos va a un hotel a Rascafría.

Por eso, Sandra y Ángel van a ir en su busca, así que dejan a las niñas con Eli. Las niñas adoran a Eli y, de hecho, las tiene súper educadas… a su manera, claro. Pero como Eli está con sus dudas filosóficas y filosofales sobre los bebés, se las deja a Paulino y, gracias a ellas, se entera de que Sandra y Ángel han ido a un hotel. Además, Chema es toda una ayuda porque le casca lo de que Sandra quiere un churumbel, así que Paulino va a la caza del Centollo, para castrarlo y eso, mientras que Chema se tiene que quedar de niñera. Dios, lo que daría yo por ver eso. Por fa, guionistas, una trama de Chema con las niñas, que tiene que molar cantidad.

Yo esto lo veo como trama. Chema como canguro tiene que molar.

Chema se las acaba llevando a Eli y, por eso, se entera de la verdad, así que Chema les informa del plan de Paulino. Pocoyó, cosa extraña, decide que tienen que hacer algo porque, claro, en ese hotel está Rosa Ruano con su amante. En serio, Jorge, ¿te preocupas más por Paulino que por tu Angelito? Me parece muy fuerte, que lo sepas, xD.

Eso sí, cuando Eli logra avisarles es muy tarde: Rosa Ruano está súper contenta con su amante y se escapan juntos, ya que Paulino está a punto de llegar. De hecho, estos pobres no logran escapar de Paulino y, encima, a Sandra le entra la risa nerviosa… que no me extraña con la situación en la que han terminado los pobres. Es que, encima, en plena cena, suena una música romántica y les sacan dos copas de champagne y una lleva un anillo y Ángel se ve obligado a preguntarle si se quiere casar con él. Aunque nos quedamos sin saber la respuesta, ¿qué contestará Sandra? Sí, me estoy haciendo la interesante porque en el avance se ve, pero seguidme el rollo, anda ;P

Qué estampa más bonica y familiar :3

Y, por su parte, Eli ha acostado a las niñas y Pocoyó le dice que es una estampa muy de la tele: ellas durmiendo, él que se va a trabajar… Así que empieza a besarla y a decirle que estaría bien el tener un hijo juntos… y acaban opositando a ser padres. Lo malo es que, una vez han acabado, se dan cuenta de que la han cagado. Joe, pues sí que han tardado, xDD. ¿Se habrá quedado embarazada? La verdad es que sería un puntazo ver a estos dos de padres, xDD.

Eso es todo por esta semana. El de la que viene promete muy, mucho: en parte porque nos juntan a los personajes como siempre, lo que suele molar, y en parte porque las tramas pintan súper bien con la bebida rara esa que los vuelve tarumba y Sandra en la boda. Además, me gustan mucho los invitados que van a aparecer, so guay n_n

Comenta y reacciona más abajo, ¡queremos saber qué te ha parecido!