Con el culo al aire

Crónica del capítulo 1×05 “La policía llega al camping”


Os dejamos con el resumen del capítulo del pasado miércoles, titulado “La policía llega al camping”. Como la semana pasada, el resumen va a cargo de Andrea, que volverá a aportar su particular punto de vista.

El miércoles se emitió un nuevo episodio de “Con el culo al aire”, que cada día se va superando porque menudas risas me eché yo sola con el episodio. Me reí un montón y me gustó que hicieran combinaciones nuevas con los personajes (Lola con Los yayos, por ejemplo), a ver si los van mezclando más. Y ahora, por partes, como siempre.

Pues empiezo con la trama de los Picachurreros (es que Alicia me sigue recordando a Vilma Picapiedra, no tengo razones lógicas, pero es así) y es que Yuki y Bam Bam le piden dinero a su padre, pero de donde no hay, no se puede sacar que dice mi madre. La porculera lo está escuchando y decide darles una pasta para joder aDino. Por cierto, ¿de dónde ha sacado el dinero? o.O

La porculera va más allá y les acaba comprando una pistola de balines, por lo que los dos hermanos se ponen a disparar a repartidores de pizza, por lo que la guardia civil los detiene y los lleva a casa. El problema está en que sólo está PeluVilma que, como pareja de Dino, no puede hacer nada porque no es ni madre ni tutora legal ni nada, así que se acaban llevando a los niños a la comisaría.

Los hermanos malasombra.Ahora es cuando cantan: Los hermanos malasombra somos malos de verdad; somos malos como una espina, que sólo sabe pinchar, y más malos que la quina.

Al día siguiente, en el bar, Los marqueses y Chema trollean a Dino por lo sucedido (el trollear aquí es deporte nacional, ¿eh?), así que éste entra en brote porque le parece injusto que necesite papeles por todo y se replantea el casarse legalmente con PeluVilma, por lo que La porculera también entre en brote y va a ver a su madre toda histérica para contarle lo sucedido… Lo que tiene en PeluVilma el efecto contrario del que La porculera quiere, ya que su madre se emociona porque se quiere casar.

Dulce (nombre irónico donde los haya): Ohhhm, echémosle paciencia, ohhm.
Por cierto, me meo con el ruidito que hace Alicia a modo de celebración, xD.

Cuando los hermanos malasombra regresan a casa, le cuentan a su padre que La porculera les ayudó, pero éste no se aplaca y les castiga a ver un partido Barça-Atleti de Madrid en el que éste pierde 6-0. Según mi padre, colchonero de pro, es una crueldad de castigo.

Por la noche, Dino va a hablar con PeluVilma, pero, claro, uno quiere hablar de La porculera y la otra de casarse. Cuando se dan cuenta de lo que pasa, Dino le explica que sí se quiere casar con ella, pero no en ese momento y, claro, la pobre PeluVilma se queda toda alicaída. Sin embargo, al día siguiente, en el bar, frente al resto del camping, le pide a Dino que se case con ella y él acepta, por lo que La porculera entra en brote. ¡Te lo mereces, pava! Lo mejor del caso es que lo ha provocado ella, juas, qué bueno.

Sigo con Bobby, que esta semana ha tenido trama con alguien que no es Candela, yey. Insisto en que me mola que vayan combinando a los personajes entre sí. Bueno, en esta ocasión el iluso de Bobby Bravo va y le pide alMarqués que le consiga un collar para Candela. ¿En serio, Bobby? ¿Al marqués? La próxima vez véndele el alma al diablo, que te saldrá mejor. Seriously.

Jose Luis (cantando): Pooobres almas en desgracia, que sufren necesidad, esta quiere ser regada y este quiere un collar.

Por la noche, Bobby Bravo va a ver a Candela y le da el collar, que alucina. Entonces, cuando va a cogerlo,Bobby Bravo intenta ejercer de Richard Gere en Pretty woman, pero lo que hace es pillarle el dedo, xD. Ainss, pobrecito, qué torpón.

Al día siguiente, Los marqueses van a visitar a Bobby Bravo para pedirle un favorcillo de nada, aunque Bobby les dice que no. Pero, claro, Los marqueses parecen parientes de Vito Corleone y le dicen que el collar es de ella, así que o les ayuda o denuncian a Candela por robo. Dios, qué mala gente, en serio, son malvados.

Por eso, el pobre Bobby Bravo acaba en casa de Los marqueses pasando una especie de examen de una señora ante su estupefacción. En un principio, se piensa que lo que quieren es que se acueste con ella, pero lo que quieren son… ¡Sus espermatoBobbys! La señora, por cierto, es la antigua jefa de Sonsoles, que les va a dar una pasta gansa por los espermatoBobbys. Me encanta la palabra, sep, soy así de pava, jajaja.

Bobby: ¿Pero what’s happening? ¿Me han traído al Tú sí que vales or what?

El pobre Bobby Bravo va a pedirle el collar a Candela para devolverlo y que le dejen en paz, pero ella lo ha empeñado y descubierto que es bisutería y sólo vale veinte euros. Bobby le pregunta que por qué ha vendido el collar y Candela explica que le va mejor la pasta, así que Bobby Bravo se cabrea porque cree que lo ha hecho porque es demasiado compromiso para ella. El muchacho se china un poco y declara que va a dejar de ser tan idiota.

Al día siguiente, les da los espermatoBobbys a los marqueses… O no, porque justo cuando estos se van, le dice a Dani que les ha dado leche condensada, xD. Dios, Bobby, qué grande eres.

Más tarde, Bobby Bravo y Candela están comiendo juntos (ella le ha invitado con el dinero del collar) cuando llegan Los marqueses tan contentos y tan subiditos porque se ven con pasta y lejos del camping. Sí, sí. Por eso, vacilan a Chema a lo bestia y le piden el vino caro, súper creciditos, cuando les llama la ex jefa de Sonsoles y les cuenta lo sucedido, mientras Bobby Bravo y Candela lo gozan de lo lindo, xD.

Fuck yeah face.

En esas, llega Chema con el botellón de vino caro y Los marqueses se intentan escaquear, pero Chemareconoce que lo sabía todo y que les había dado carrete hasta ver dónde llegaban. Entonces, les ordena que le limpien la cámara y el suelo, pero con paños, de rodillas, ahí sufriendo, o les echa del camping. Qué brutal,Chema, eres mi ídolo tú también *0*

Por otro lado, al principio del capítulo ha llegado la guardia civil al camping, por lo que El yayo en voz en off nos ha contado cómo reacciona cada miembro del camping a ellos: los Picachurreros esconden la churrería,Ángel Jorge impidiendo que vean a Sandra ejerciendo de doctora, Los marqueses gozando, Yuki haciéndose pasar por ciega para sacudirles (soy MUY fan)… El problema viene cuando detienen a La yaya por saltarse un stop y darse a la fuga.

La fuga versión Antena 3, que tiemble María Valverde 😛

Todos se ponen a defender a La yaya, pero nada, se la llevan, por eso tienen que recurrir a Lola McBeal para que la ayude. Sus hijos y El yayo van a pedirle ayuda, pero se la encuentran durmiendo la mona, así que El yayole pide que deje de beber y, como Candela se chotea porque no cree que pueda, Lola McBeal decide demostrarles que están equivocados y que puede dejar de beber cuando quiera.

Total, que va a ver a La yaya, que ya se da por enchironada. La yaya le pide que le coja unos papeles del taxi que su marido no puede ver y, también, le cuenta que vio el stop y paró. Al día siguiente, Lola McBeal recupera los papeles y, al ver que son médicos, se los lleva a Sandra, que le explica que La yaya tiene una enfermedad que provoca pérdidas de memoria, pero se puede tratar, retrasando la demencia.

Lola McBeal
 va a visitar a La yaya de nuevo para explicarle que va a usar su enfermedad para ganar el juicio, pero ella le dice que no, porque no quiere que Serafín sepa lo de su futura demencia, ya que planea marcharse en cuanto comience a encontrarse mal. Juanita explica que ella hizo el stop, pero que había algo raro entre los dos guardia civiles.

Éstos van todos los días a tomar algo al bar del camping, así que deciden aprovecharlo: al día siguiente, Dani le tira chocolate al más mayor de los dos, por lo que tiene que ir al baño. El jovencito se queda solo y Dino y El yayo le tocan las narices, mientras Chema le esconde la gorra. Por la noche, el guardia civil regresa porque alguien ha encontrado su gorra y ese alguien es Lola McBeal que le emborracha para sonsacarle la verdad.

Este hombre es más iluso que Bambi ù_ú

El guardia civil se agarra una moña de campeonato hasta el punto de que se les desmaya ahí mismo, peeero Lola McBeal ve el cubata que ha dejado el guardia civil y, claro, es que le llama. A todos nos ha pasado. Ya sea con un cubata, unas galletas… Por eso, se presenta en el juicio más pedo que Alfredo y con gafas de sol. El problema viene cuando se da cuenta de que se ha olvidado de lo que le confesó el guardia civil y, además, se gana el cariño y favor de la jueza.

Lola McBeal digievoluciona a… ¡Lola McBorracha!

Sin embargo, Lola McBorracha tiene sus recursos y, cuando tiene que interrogar al guardia civil jovencito, le pide que cuente lo que le contó por la noche y que, si miente, le denunciará por perjuro. Al final, le mete el miedo en el cuerpo (sobre todo con que vaya a la cárcel y se lamente de tener un novio y treinta esperando, xD), así que el guardia civil reconoce que tienen que cumplir con un cupo de multas y que se inventaron la multa de La yaya, que queda libre.

Y cuando todo parece que va a acabar tan bien y tan bonito, a Lola se le escapa lo de la enfermedad deJuanita. Al día siguiente, en el bar, Juanita insiste en que no quiere ser una carga para El yayo, pero éste dice que no quiere pasar sus últimos días sin ella. De hecho, va un paso más allá y, delante de la jauría del camping, le pide que se casen de nuevo. Ohhh, qué monos son Los yayos, muero de amor :3

Y, para terminar, como siempre, voy con el cuarteto que forman Los gays (Yuki dixit) y Las hermanas (Eli dixit), que son un poco los más margis de la serie, sobre todo ellos dos, pero son genilosos y mis preferidos :3

Pocoyó está por la mañana hablando muy cariñoso con Valeria, aunque él no ve que vayan a ningún lado. Se lo está comentando a Ángel, mientras Eli les está arreglando la ducha y les oye, así que le toca las narices.Pocoyó se queja de que Valeria come con las manos y se las limpia en su pelo (puag), mientras ella se queja de él a Sandra por el ruido que hace con la nariz y porque tienen que hacerlo mirando al fregadero, xD.

Pocoyó hablando por teléfono con Valeria.
Como veis, todo son mariposas, unicornios y demás cosas bonitas. Vamos, que le falta potar arco iris.
En cuanto cuelga, los arco iris se vuelven sapos y culebras.
Y yo me muero con las caras de Raúl Arévalo, en serio.

Más tarde, Eli sigue merodeando por el bungalow mientras Jorge prepara pesto y empieza a tocarle los cojones… Al principio metiéndose con él y luego literalmente para explicarle cómo comprueba si hay química.Pocoyó flipa, claro, es que necesita que Stephen Fry le vaya explicando lo que sucede, pero aquí no ocurre eso.

Eli: Necesitas al narrador para explicarte las cosas, ¿eh, Pocoyó?
Los test de química de Eli. Por cierto, en mi instituto no eran tan guays, ¿eh? xD,

A todo esto, Ángel ha ido a por las nenas de Sandra al cole (ohh, ya ejerciendo de padrastro) que le han puesto a collejas frito. Los dos están comentando que van a cenar esa noche con la parejita y se mienten cual bellacos porque saben que sus respectivos amigos no están bien, pero se dicen lo contrario. Jijiji, alguien quiere verse con alguien, pero no se atreve a hacerlo a solas, ¿eh? Y, sí, chavales, va por vosotros dos 😛

Ángel: Tú no te preocupes, Sandra. Si a mí los niños se me dan genial, fíjate, en mi anterior trabajo daba de comer a cuatrocientos alumnos todos los días.
Sandra: Uy, qué importante es él, seguro que hasta salvaste el mundo de unos nazis.

Durante la cena de esa noche, Pocoyó no deja de hacer el gruñido con la nariz del que se queja Valeria, mientras ella come con las manos y, sin limpiárselas, las pasa por el pelo de Pocoyó. Si te pusieras tu gorra azul, no tendrías ese problema, Jorge. Como la tensión entre los dos va a más, a Ángel se le ocurre jugar al Pictionary (me niego a llamarlo como ellos lo hacen, xD) y, mientras él y Sandra lo petan, Pocoyó y Valeria lo hacen fatal, por lo que Pocoyó, como buen niño, se pica de lo lindo. Por cierto, Pocoyó dice que quiere madrugar para cortarse el pelo o para comprarse una gorra, juas.

A la mañana siguiente, Angelito trollea a Pocoyó (que lleva su pijama azul, jeje), que acaba yendo a ducharse para huir. El pobre Pocoyó está cantando en la ducha tan contento, cuando, de repente, el agua sale helada, así que hace un gallo del quince y, muy ofendido, va a buscar a Eli. Sep, se va a buscarla en albornoz, por lo que, mientras le echa la bronca, ella le ve “Cuenca con las casas colgando”, xDD. Me desorino con la forma de hablar de Eli. Ella le dice que lo que le pasa es que ella le pone, cosa que a Pocoyó le escandaliza.

Fan del pijama azul de Pocoyó, de la troll face de Ángel y de la cara de picado de Pocoyó.

Por otro lado, Ángel va a visitar a Sandra, mientras ella está examinando la pierna de Chema. Los dos tortolitos siguen a lo suyo, es decir, hacer como que son las carabinas de los otros, aunque en realidad lo que les mola es salir juntos. Chema, que es muy hábil, se da cuenta y, de nuevo, les trollea obligándoles a que cenen en el bar.

No iba a subir ninguna captura aquí, pero es que me hace gracia esta… Bueno, vale, me hace gracia Raúl, sí.

Total, que Ángel va a las duchas a buscar a Pocoyó para que llame a Valeria y quedar, cuando lo pilla en pleno polvo con Eli. Ajá, sí, dos cosas: una, ¿qué pasa? ¿Ángel es como Spiderman y tiene un sentido arácnido que, en vez de avisarle del peligro, le avisa de los polvos de Jorge? Dos, ¡Pocoyó y Eli! ¡OMG! Ya no sólo que me molen los dos personajes juntos, sino que es total porque… ¡Pocoyó y Eli! Si llego a ponerle el mote a propósito, no me queda tan bien, oigan, xD.

Ángel: ¡Hostias! Pues en los dibujos eso no pasa, ¿eh? Oh, dios, creo que voy a necesitar un psicólogo…

Tía que no dejo de ver en los anuncios de FDF y ya me cae mal: Pues ven conmigo, nene. Siéntate en mi diván…
¡NO! ¡Contigo no, bicho!

Más tarde, Pocoyó está alucinando por el tema (yo me sigo preguntando qué opinarán Pato y Pajaroto sobre el tema, xD) hasta el punto de que decide cortar con Valeria, pero Ángel intenta convencerle para que no lo haga. Al final le explica que lo que pasa es que le gusta Sandra y Jorge dice que se sacrifica si Ángel reconoce que es el puto amo del pictionary, xDD. Además, con toda la buena intención del mundo, decide ayudarle a conquistar a Sandra, pero, claro, Ángel tiene miedito… Yo también lo tendría, Ángel.

Sandra está en las mismas que Ángel, cuando Eli va a visitarla y, toda contenta, le dice que “se ha pasado al capitán del yate por la quilla del barco”. Me encanta, jaja. Sandra dice que da igual, que Jorge seguirá saliendo con Valeria, por lo que Eli deduce que Sandra está loquita por Angelito.

Durante la cena, Pocoyó intenta dejar bien a Ángel (yo me emociono cuando dice que es un cocinillas, claro que sí, si está acostumbrado a preparar comida para cuatrocientos alumnos), pero no lo consigue, sino que lo deja de pichabrava, xD. Lo malo es que la verdad sobre Pocoyó y Valeria y las mentiras de los otros sale a la luz. En plena bronca, aparece Eli justo cuando Pocoyó dice que se ha tirado a Eli y que ésta está mejor queValeria, por lo que ésta se pone de un chungo tremendo y… Bueno, es que Eli es chunga de por sí, así que le va a zurrar, pero el que recibe una hostia es Jorge.

Sandra le cura, mientras Pocoyó se aferra a la manita de Ángel, así, con mucho amor (seh, soy como soy y me fijo en esas cosas, xD). Entonces, Sandra se va y Ángel la acompaña por lo que, por un lado, los otros dos se quedan a solas y Eli aprovecha para comerle la boca a Pocoyó de nuevo y luego largarse; Pocoyó, solo, declara que la ODIA (así, con intensidad), pero que le pone un montón.

Vale, en la captura más que Pocoyó parece El padrino, pero lo importante es el detalle de la manita, xD.

Por otro lado, los tortolitos hablan sobre quedar a solas, pero no quieren tener presión, ir como amigos… Así que acaban no quedando, sino que se verán por casualidad en el bar a las nueve. Todo muy casual, sí, y muy mono. Por cierto, cuando Raúl sonríe al final, que se está marchando, yo me derrito. Ay, omá, qué hombre.

Eso ha sido todo por esta semana, la siguiente más y, una vez más, promete con Pocoyó colocado, Ángel ySandra acercando posiciones mientras el ex aparece para putear y Dino sorprendiéndonos al decirnos que ya está casado. ¿Será con la madre del personaje de Adam Jezierski? Bueno, éste aparece a partir del séptimo episodio, así que tendría lógica, ¿no? Por cierto, Dino es todo un latin lover, macho.

PD: ¡Qué ganas de que llegue Adam Jezierski! Oh yeah.


Etiquetas:,